La Nutrición va ligada íntimamente a la concentración, aprendizaje y a las emociones, elementos que juegan un rol vital en la educación del Niño, por lo que se debe tener en cuenta al valorar el rendimiento del educando y las implicancias del mismo.